dijous, 19 d’abril de 2012

CARTA A LAS VÍCTIMAS DEL REY DE ESPAÑA

Maruja Torres (19 de abril 2012)

Queridas viudas y huérfanos de la selva, la sabana, las estepas y demás enclaves naturales en donde soléis intentar sobrevivir a la maldad de los hombres prepotentes y estúpidos:

Por razones obvias de falta de transparencia carezco de datos para conformar el elenco de bajas que la más alta autoridad institucional de este país ha causado deliberadamente a vuestras familias. Sé de osos, de elefantes, de bisontes, de búfalos, de tigres... Pero no tengo la lista completa, aunque puedo imaginarla. Dada la edad avanzada del sujeto, que empezó a disparar muy joven, y que no se le conocen errores desde aquel en el que se llevó por delante a su hermano, es muy posible que mientras nosotros, aquí, nos debatimos en una crisis terrible, vosotros, ahí, todavía sigáis llorando la desaparición, por un tiroteo criminal y cobarde, de vuestros seres queridos. Sobre todo los elefantes, que tenéis tan buena memoria. Sabed que la mayoría de los españoles sufrimos por vuestras pérdidas.

Sabed también que no nos produce el menor alivio el hecho de que la última cacería de los vuestros le fuera pagada a nuestro monarca titular —no moral: esto no es la selva, ni él es el Rey León— por un millonario saudí de origen sirio, perteneciente a esa otra fauna de gentes adineradas que él frecuenta, en este caso sacrificándose estrictamente por ¡España! Sabed que estamos avergonzados, abochornados, indignados y hasta la cresta de tanta miseria ética y estética, y que os acompañamos en el sentimiento.

Os pedimos disculpas. Si la caza debió desaparecer con el Neolítico, la Monarquía debería desaparecer ahora. Haremos lo posible. Entretanto, es mejor que os pongáis a salvo en cuanto diviséis a un anciano rubio y coloradote que cojea. Es letal y va armado.

["Ni uno más". Artículo de la periodista española MARUJA TORRES, publicado en el diario El País el jueves 19 de abril 2012.]

dilluns, 16 d’abril de 2012

PORQUE NO TE CALLAS!!!!!!


La foto no podía ser más inoportuna. En medio de una crisis financiera preocupante, a poco de haberse aplicado los recortes por € 10.000 millones en educación y sanidad, y en medio de una verdadera “tormenta” familiar, el rey Juan Carlos de España aparece con amigos en una exótica cacería de elefantes y búfalos. Las imágenes son viejas (del 2006) pero trascienden junto con la noticia de que el rey sufrió un nuevo revés en su desmejorada salud y en medio de una tormenta dinástica sin precedentes.

A muchos les parecía extraño que el rey no hubiera visitado a su nieto en la clínica donde está internado desde el lunes, a causa de un disparo que recibió cuando manipulaba una escopeta. La respuesta estaba en que el rey, de 74 años, estuvo esta semana de cacería en Botswana y que el jueves por la noche, al tropezar con un escalón en la casa donde se alojaba, se fracturó la cadera derecha en tres partes. La noticia fue dada a conocer en España 30 horas después.

Tras la caída, el rey fue tratado con analgésicos por el médico que siempre lo acompaña en sus viajes, y luego trasladado en un avión privado (en un viaje de 10 horas) de vuelta a España. Como su país no tiene Embajada en el país africano, lo que obligó a que la repatriación tuviera que ser organizada por la embajadora en Namibia.

A la una de la mañana del sábado, fue operado (por cuarta vez en dos años) en el hospital madrileño USP San José, donde permanecerá, según los médicos, entre cuatro o cinco días. Solamente podrá retomar todo tipo de actividad física “en uno o dos meses”, aunque reconocieron que el jefe del Estado español podría reincorporarse a su actividad de despacho en unos 10 días.

En las lejanas tierras de Bostwana (uno de los tres países africanos que permiten la caza de elefantes) el rey Juan Carlos disfrutaba de esta “pasión familiar” con tranquilidad desde hacía varios días. Allí se pueden cazar paquidermos con un pago previo de entre € 7.000 y 20.000 por ejemplar, y, según el diario El País, la empresa Rann Safaris (cuyo dueño es amigo del rey) organiza cacerías de elefantes y ofrece un “safari cinegético” de 14 días por € 45.000. Este pasatiempo, sin embargo, le juega una mala pasada a la Monarquía en un tiempo de peligrosa inestabilidad financiera para España: en una encuesta del diario El Mundo, el 96% de los consultados afirma que el viaje fue totalmente inoportuno.

La foto -publicada por Rann Safaris en su web- dio la vuelta al mundo y el tema figuró entre los más comentados en Twitter el sábado. La imagen del rey quedará de ahora en más seriamente dañada ante la opinión pública española.

Un sondeo de principios de diciembre por el Centro de Investigaciones Sociológicas reflejaba que su popularidad cayó por primera vez por debajo del aprobado. A todo esto se suman los insistentes pedidos de transparencia e igualdad de la Casa Real, por parte de políticos independentistas, republicanos y de izquierda, y el "Caso Nóos", que implico al yerno del rey por malversación de fondos.

Los principales partidos políticos (PP y PSOE) se abstuvieron de comentar el episodio, pero no callaron representantes de otras facciones, como Cayo Lara, del Partido Izquierda Unida: “El rey está demostrando una falta de ética y respeto a mucha gente en este país que está sufriendo mucho”. Agregó que “la Casa Real se está convirtiendo en un problema de seguridad para la propia Casa Real” y para la propia Jefatura del Estado. “Andar por ahí cazando elefantes no es un buen mensaje para compartir en tiempos de crisis”, opina el diputado Gaspar Llamazares.

Fervoroso antimonárquico, el senador del PNV, Iñaki Anasagasti, opinó en su blog que el accidente del rey muestra “lo anacrónico de una situación opaca y derrochona”, al tiempo que criticó al rey por ir “frívolamente de viaje” en la actual situación financiera. La portavoz de ERC Anna Simó resaltó el "grado de desintegración moral de la monarquía”. En referencia a los recortes presupuestarios impulsados por el presidente Mariano Rajoy, el diputado catalán Joan Herrera asegura que es “insultante” que sólo se recorte un 2% el ingreso de la Familia Real, y que sean capaces de realizar “viajes insólitos” en estos tiempos.

A la mayoría de los políticos españoles las actividades privadas del rey en tiempos de crisis son una vergüenza nacional, y descritas como “miserables atrocidades criminales”. “Sería escandaloso que estas cacerías del monarca se paguen con dinero público, y si fueron gratis habría que explicar a cambio de qué”, dijo un representante del Bloque Nacionalista Gallego, mientras que el partido republicano catalán (ERC) lamentó que el rey “viva por encima de las posibilidades de su pueblo”.

Algunos políticos irán más lejos: el grupo parlamentario de Izquierda Plural pedirá explicaciones a la Casa Real y exigirá el reintegro de los gastos del secreto viaje real.

Antonio Martinez Cruz

dimecres, 4 d’abril de 2012

CONSEJOS PARA NO DAR UN ANIMALILLO EN ADOPCIÓN

COPIO DE UNA COMPAÑERA:
Considero este correo de máxima importancia, por que los que ayudamos a los perros y gatos a veces olvidamos que son seres vivos, de otra especie pero al fin y al cabo igual que nosotros animales, mamíferos y terrestres y que estamos cambiando su destino a nuestro criterio y por lo tanto debemos hacerlo responsablemente, todos nos hemos equivocado alguna vez, e igualmente nos han engañado, o por desesperación actuamos impulsivamente, pero no tenemos derecho a decir "le hemos salvado" cuando lo que hemos hecho es prolongar su martirio o agrandarlo.

Espero que ayude a detectar un mal adoptante, un maltratador, un criador, un cazador, un enfermo mental y un sádico.

Hay que saber decir NO ante posibles adoptantes sospechosos.
"Lo siento pero no reúne usted el perfil de adoptante que busco/que deseo, gracias".

Así ahorraremos horribles sufrimientos a animales que hubieran vivido felizmente si hubiésemos sido más exigentes en las adopciones. Para darlos a cualquier sádico, mejor no haberlos sacado de la calle donde al menos tienen más posibilidad de poder huir.

Ante la menor duda, sospecha, extrañeza o incoherencia, jamás debería darse al animal. Aunque estemos agobiados por tener muchos animales en acogida o en protectoras, es mejor esperar hasta encontrar adoptantes responsables.
Es una enorme irresponsabilidad y crueldad repartir animales como si fueran patatas a cualquiera que se presente. Para que caigan en manos de sádicos, sería mejor eutanasiarlos.

No deberían darse animales a menores de edad si no es en presencia de sus progenitores a los que se les debe realizar una entrevista. Ni a personas que vivan en casa de sus padres sin la aprobación de los mismos.
La persona que escribe o llama y pregunta "quiero el perro" no es buen adoptante, el buen adoptante te pregunta por el nombre del perro, raza o alguna característica marcada del perrito o gatico.

Si la persona exige rapidez en llevarse el animal, no llega preparado (sin transportín), es para regalar a otro, etc...no es un buen adoptante. Hay que entrevistar directamente a los adultos de la casa, si ponen algún impedimento, es una reacción sospechosa, por tanto no adoptan.
Primero debería realizarse una rápida entrevista telefónica para descartar directamente los casos más evidentes de adoptantes no aptos. y utilizar afirmaciones capciosas para ver su reacción ejem. "si se portan mal hay que pegarles bien duro", el buen adoptante te corregirá inmediatamente, el malo estar de acuerdo contigo

Las preguntas en directo, primeramente deberían realizarse verbalmente, para guiarnos del tipo de persona que es mediante sus gestos, movimientos, miradas, tono de voz, conductas y por supuesto contenido del diálogo.
Pasar un listado con preguntas no garantiza la responsabilidad del adoptante, pues es demasiado fácil intuir cuáles deben ser las respuestas esperadas. Pero si ayuda a tener su dirección exacta, teléfonos, DNI, correos y algún dato importante, y es valioso siempre y cuando lo envíes a verificar en LN. Son muchas las sorpresas que nos hemos llevado de formularios perfectos al pasarlos por LN
Hacer un contrato de adopción tampoco es garantía de responsabilidad del adoptante. Tras haberlo firmado, cualquier degenerado puede realizar cualquier barbaridad al animal una vez éste en sus manos.

Se deben realizar "preguntas-trampa", para que en el caso de ser un adoptante no apto, se le pueda pescar inmediatamente y así descartarlo. Si alguna palabra ha hecho dudar, insiste precisamente en ese contenido. Las preguntas no deben dar pistas sobre la respuesta correcta. Hay que esperar que el interesado se exprese y si no es apto se evidencie él mismo.
Si el adoptante no tiene trabajo, no puede pagar las vacunas ni la esterilización, etc, es evidente que si adoptase, aún tendría más gastos. El que quiere un perro regalado, sin vacunas, sin chip, sin esterilizar, es un futuro abandonador, criador o maltratador, el que no invierte en su perro al adoptarlo no invertirá en el posteriormente cuando este enfermo.

Tb es importante informar del comportamiento y necesidades de cada individuo, así como tb de la especie animal a adoptar. P.ej un perro necesita varios paseos diarios, interaccionar con sus congéneres y los humanos, no vivir sólo en un jardín o balcón. Un gato debería convivir con otro congénere u otro mamífero, disponer de rascador, arenero con limpieza diaria, alimento ad libitum (si no ha de hacer dieta), etc. Si no les pueden proporcionar las necesidades, atención y cariño básicos, no son adoptantes aptos. Como en las relaciones de los hombres, también hay un perro para cada persona, no puedes dar un cachorro a una mujer de 80 años, la naturaleza es sabia, por eso solo podemos procrear cuando se es joven, no puedes dar un perro delicado a una casa con 4 niños terremotos, no puedes dar un perro inquieto a una persona que quiere pasarse el día viendo TV, ni un perro viejo auna persona que lo busca para compañía de montar en bici.

No creas las historias de " soy muy pobre con un niño que busco un perrito regalado" "Estoy muy triste y quiero me regalen un perrito" Normalmente detrás de estas historias hay un criador, un cazador, o un desquiciado mental.
Y por favor antes de "creer" que salvas un perro o un gato, sacándolo de la calle y entregándoselo al primero que pase, sin chip, sin vacunas, sin esterilizar, se mas responsable y quedate en casa viendo TV. Dejalo en la calle que sea el destino quien decida o que lo recoja alguien mas responsable que tu.