dilluns, 20 de juliol de 2015

CÓMO QUITAR LAS GARRAPATAS A LOS PERROS



El sol de primavera y de verano, después de tanta lluvia, hace que la vegetación de nuestro entorno crezca y con ella los parásitos a los que estamos acostumbrados en esta época. Las garrapatas son unos pequeños insectos que se adhieren a nuestro perro con el objetivo de alimentarse de su sangre. Hoy te vamos a enseñar a cómo quitar las garrapatas en los perros.
Las garrapatas pertenecen a la familia de los ácaros, de hecho son de los más grandes que podemos encontrar y suelen proliferar en verano cuando pueden aparecer en la parte alta de la hierba y de este modo pueden acabar enganchándose en cualquier tipo de animal que pase por allí. Parece que los perros son quizás los que más las “sufren”.

Cómo actúan las garrapatas sobre los perros:

  Las garrapatas no saltan hacia el perro ya que no vuelan y de hecho tenemos que decir que apenas se mueven, por lo que aprovechan que el animal se frote o esté demasiado cerca de la hierba en la que se encuentran para poder agarrarse a su pelo.
  Suelen colocarse en lo alto de la hierba y cuando el perro olisquea por donde ellas estan, o juega o simplemente se revuelca ellas se enganchan a zonas como el cuello, las orejas, la barriga o las patas.
  Una vez enganchadas nos costará algo el quitarlas si no sabemos cómo hacerlo, ya que estos bichos utilizan su boca para poder chupar sangre del perro y además fijarse con más fuerza a su piel. Es más, a medida que van chupando de la sangre segregan un líquido que hace que se peguen más todavía.
  No suelen soltarse nunca y sólo lo hacen cuando ya están llenas al máximo aunque cabe añadir que esto puede tardar días en suceder.
  Podemos detectar que un perro tiene una garrapata si de repente comienza a rascarse mucho en la zona donde estará localizada o de hecho puede emitir algún lamento si le pica y él lo nota.

Cómo quitar las garraptas a los perros:

·         Existen varios métodos para poder quitar una garrapata, algunos son efectivos aunque arriesgados si no tenemos experiencia, mientras que otros son quizás más fáciles a la hora de su aplicación.
·         Por ejemplo, rociar a la garrapata con un poco de aceite es de la manera más comun de quitarla. Lo que se hace es poner un poco de aceite sobre el ácaro y esperar a poder verlo más hinchado para arrancarlo.
·         Ahora hemos de tener cuidado ya que puede que la garrapata acabe vaciando dentro del perro el contenido infectado de su estómago en la piel del perro.
·         Otro método es utilizar unas pinzas aunque también tenemos que tener destreza para hacerlo y sobretodo asegurarnos al arrancar la garrapata que esta ha salido por completo, ya que corremos el riesgo de que la cabeza siga enganchada al animal y acabarámos en el veterinario para que fuera este el que acabe de sacar lo que queda de garrapata.
·         Si optas por quitarla con las manos, tienes que utilizar siempre unos guantes ya que puede que la garrapata te acabe picando a ti y no tienes que olvidar nunca que estos ácaros además de chupar la sangre, transmiten enfermedades infecciosas entre las que destacan el tifus o la enfermedad de Lyme.

Remedios caseros para quitar las garrapatas de los perros

Muchas veces tenemos perros que tienen diferentes tipos de sensibilidad y que no pueden darse medicamentos o aplicar algún tipo de producto particular. O quizás, tengamos un cachorro que todavía no está vacunado con lo cual, el uso de químicos no está para nada recomendado en estos casos. Por ese motivo, una buena forma de eliminar esas garrapatas de los perros es a través de remedios caseros y naturales que ayuden a cumplir el objetivo esperado.
Una de las mejores soluciones que vas a encontrar para eliminar para siempre las garrapatas de los perros es la manzanilla. Lo que tienes que hacer es preparar una infusión de manzanilla y dejar que se entibie. Poco a poco con un algodón o con un paño limpio, se va introduciendo el algodón o paño, se lo escurre y se le aplica en la piel al perro con mucho cuidado.
Para que estas garrapatas no vuelvan al lugar, es importante que puedas desinfectar al máximo el lugar de lo contrario no tendrá sentido ningún tipo de solución que podamos hacer.
Otro de los remedios caseros para eliminar las garrapatas de los perros es crear un repelente con un pulverizador. Necesitaremos un limón o unas naranjas que debes cortar y hervir en al menos medio litro de agua. Al momento de que hayan hervido se lo deja al mínimo el fuego durante por lo menos una hora. De esa forma se deja que se enfríe y se lo introduce en el pulverizador. Poco a poco se va aplicando al perro pero con el cuidado necesario para que no le ingrese en los ojos. Este producto también sirve para desinfectar la casa, con lo cual tiene una doble función que de seguro te será muy útil.
Un clásico de los remedios caseros es el vinagre de manzana que se debe mezclar con agua en partes iguales y aplicar con un algodón en el animal dejando que surja efecto.
Por último cabe añadir que también podemos prevenir a nuestro perro no sólo de garrapatas sino de pulgas o cualquier otro parásito que pueda afectarles y más con la llegada del verano, por lo que puedes encontrar distintos productos para ello como pueden ser las pipetas (que se aplican sobre la piel del perro) o los collares antiparasitarios.

PICADURAS DE AVISPAS Y ABEJAS EN PERROS

Cuando tenemos una mascota en casa, hay que cuidarla y protegerla en todo momento tal y como hacemos con nosotros mismos. Es normal que durante algunas temporadas las avispas y abejas se hagan más presente y puedan causar inconvenientes en nuestros perros como hinchazones entre otros. En muchos casos, si la picazón es muy grande y no se controla a tiempo las consecuencias podrían ser mucho más graves.

Síntomas de picaduras de avispas y abejas en perros

Una de las primeras cosas que debemos hacer cuando creemos que nuestro perro ha sido picado con una avispa o una abeja es buscar síntomas y ver si ha presentado algún tipo de reacción alérgica. Generalmente los síntomas más comunes como dijimos anteriormente son la propia hinchazón que se da en el hocico, algo de fiebre, vómitos, diarreas o respiración muy rápida y temblores.
Apenas se noten estos síntomas es fundamental que se lo lleve a un veterinario pues puede ser causa de una muerte súbita en menos de 10 minutos.
Durante este proceso, cuando se noten los síntomas, lo mejor es envolver al perro en una manta para que se mantenga bien caliente y se lo lleve al médico veterinario.
Primeros pasos auxiliares para picaduras de avispas y abejas en perros
Cuando detectamos las picaduras, lo importante es poder remover al máximo el insecto que ha hecho esta consecuencia ya que de lo contrario va a seguir colocando su veneno en nuestro perro. Para ello, puedes hacer uso de algo afilado o de un cuchillo si ves que con la uña no puedes alcanzarlo. Si lo detectas tienes que hacerlo lo más rápido posible para que el veneno no siga ingresando en su interior.
Remedios caseros para picaduras de avispas y abejas en perros
Estos remedios caseros pueden ser una alternativa a tener en cuenta si vemos algunos de los síntomas anteriormente mencionados, pero en ningún caso tienen por qué sustituir la visita a un veterinario sino que son complementos.
·         En los casos de hinchazón, lo mejor es colocar un paño con agua fría contra la picadura que se ha generado. Una vez que se coloca el paño, entonces pon una bolsa con hielo sobre el paño para que no lastime y presiona fuerte. Tienes que dejarlo así en el área unos 10 o 20 minutos.
·         Cuando la picadura se da en el hocico, entonces dale unos cubos de hielo a tu perro para que pueda lamer y así se enfríe la zona.
·         Otra solución es que laves la boca con una cucharada de bicarbonato de sodio mezclado con medio litro de agua y con la ayuda de una pistola o similar le vas echando el líquido. En ningún momento debe inhalarlo.
En cualquier caso, más allá de estos remedios caseros, también puedes complementarlos con remedios de venta libre o con aquellos que el propio veterinario te envíen. No dejes de poner nunca paños de agua fría en la zona afectada pues es lo que más ayuda para las picaduras de avispas y abejas en perros.