dissabte, 20 de juny de 2009

CONCENTRACIÓN EN CORIA SÁBADO 20 DE JUNIO

COPIO:
Por todos los miles de animales que son masacrados en las fiestas populares españolas

Ya está todo preparado para mostrar nuestra repulsa por la idea que tienen de "fiesta" en algunos pueblos del estado español. Si prender fuego en las astas de los toros, atravesarlos con lanzas, rodearles con cuerdas y tirar de ellos hasta descarnarlos o acribillar su cuerpo con soplillos (hechos hasta hace poco por unas dulces monjitas) es lo que llena la vida de algunos lugareños, podemos decir que este país no avanzará nunca o crudo lo tiene.
Mañana nos concentraremos en Coria gente llegada de Asturias, Madrid, Barcelona, País Vasco, Valladolid, Galicia, Andalucía y como no, de la propia Extremadura, para decir basta a un espectáculo anacrónico y cruel que consiste en dejar al toro como un alfiletero, perseguirlo por las calles, acosarlo, aterrorizarlo y clavarle banderillas para finalmente matarlo de un tiro (si es que muere al instante, que lo dudamos). El final de "fiesta" se remata en abalanzarse sobre él para arrancarle los testículos, el rabo o vete tú a saber. Y todavía hay más, este espectáculo podrá ser contemplado por niños, y el ayuntamiento gastará una numerosa suma de dinero en comprar unos animales destinados a ser convertidos en una masa de carne sanguinolenta para regocijo de algunos de sus ínclitos conciudadanos y para que le vuelvan a votar en la próxima legislatura.
Hace años, una activista por los derechos de los animales llamada Vicky Moore, dejó su vida en Coria intentando grabar esta vergüenza que quería mostrar al mundo entero. Vicky fué corneada infinitas veces y tras permanecer un año en coma, se recuperó por poco tiempo, ya que finalmente murió. Antes de morir, dijo que no guardaba ningún sentimiento negativo contra el toro que la embistió.
Su compañero Tony Moore, vendrá de Inglaterra para estar presente en este primer homenaje a más de 10 años de su muerte. Puede que sea la primera vez que los animalistas recordamos a Vicky de manera oficial, pero lo cierto es que muchos de nosotros la hemos llevado siempre en el corazón.

Parece mentira que todo parece seguir igual en este país (de zambomba y opereta) en lo que respecta a los derechos de los animales. La tarea de reeducar a los pueblos para que destierren estas salvajes tradiciones no es de los que nos manifestamos, y ni siquiera de los que se dejan la vida en ello. Es una obligación moral de todas las fuerzas políticas. Si no les interesan los animales, tendrán que oír al menos el clamor de los que estamos dispuestos a muchas cosas para que acabe el maltrato animal en España.
www.pacma.es
http://ecologistasextremadura.blogspot.com/
www.anadel.org
www.liberaong.org
www.cacma.org