dissabte, 29 d’agost de 2009

TRISTE CASO EL DE ARCO, UN BUEN RELATO DE LAS COMPAÑERAS DE LA GUARIDA QUE REFLEJA EL PROBLEMA DE LOS ANIMALES Y LOS DESALMADOS QUE LOS DEJAN

MERECE LA PENA LEERLO!!! DESDE AQUI FELICITO A MARU Y A NURIA POR ESTA CARTA!! ME HA EMOCIONADO!!!
Y TAMBIEN FELICITO A TODAS LAS PERSONAS QUE LUCHAN CADA DIA PARA AYUDAR A LOS ANIMALES!!! TENEMOS QUE SEGUIR ADELANTE POR ELLOS!!!

ES URGENTE, ARCO NECESITA ACOGIDA O ADOPCION!!!

CARTA DE NURIA Y MARU DE LA GUARIDA:
Estas fotos se las dedicamos a toda esa raza humana que lleva a sus animales a las perreras tan alegremente, "allí los cuidan bien" más de una vez hemos oido, "allí les buscan adoptantes", hemos vuelto a oir. Si, todo eso, si, claro, si es lo que quieren pensar y que a gustito se dan media vuelta, sin remordimientos. Se van a casa, comen, duermen, salen y el perro??, "bueno, el perro está en la perrera alli, a gustito, con otros perritos , jugando"
Poco, muy poco ha jugado el pobre "Arco", que se ha dejado su inocencia de perrillo feliz, de cachorro revoltoso de querer correr con otros bebés y no tener sitio, metido en una jaula, un dia y otro, creciendo y viendo como se iban otros y el nunca.
El dia que le abandonó su familia en la perrera, era un cachorro precioso de meses, blanco y de mirada transparente. Llegó contento, tormentoso, saludando y lamiendo a todo el mundo, el golpe atroz vino a los pocos minutos , cuando le encerraron en un box donde no podia correr y jugar y esa misma tarde cambió su expresión para siempre.
Su dueño se marchó si más, como toda la gente insensible y merecida que pasan por la vida como si fuesen a estar siempre en ella, como si nunca fuesen a faltar, y "vayan a heredar la tierra", y el precioso cachorro se empezó a empequeñecer sin dejar de crecer, su deterioro físico fua a tanto que pensábamos que no sobreviviria, y angustiadas por no poder pagarle una residencia donde si pudiera correr, pues son tantos los que hay que sacar, que asistimos compungidas a su extrema delgadez, su cráneo se fue achatando y sus ojos declaraban las más grande de las tristezas, la ansiedad y el strés lo estaban matando.
Se fueron todos sus compañeros de chenil, y el que era el que más lo necesitaba, permanecia dia tras dia.
Alguna tarde, el poco ratito que podiamos estar con ellos en la perrera, le sacamos, salia despavorido de la jaula, corria apenas dos minutos, y enseguida le teniamos encima, cerca, a nuestro alrededor, siguiéndonos paso a paso, tan pegadísimo que apenas nos dejaba caminar y te desgarraba el alma, pues lloraba al mismo tiempo que caminaba a tu lado, el terror de que nos fuéramos le producía mucho dolor, de verse otra vez abandonado, pobre, pobre, pobre...
Que dependencia, y es que es y ha sido un bebé angustiado que se ahogaba al beber porqe tenía prisa en acabar para volver corriendo a nuestro lado donde se sentía seguro y querido, entendiendo que no tardariamos mucho en volver a marcharnos, el infeliz queria aprovechar los últimos minutos.
Sirva este caso como ejemplo al abandono animal, al deterioro que sufren los animales en las perreras. Ha habido mucha gente que nos aconsejó pedir a la perrera que fuese sacrificado para que dejara de sufrir, pero nosotras abrazamos la esperanza de que alguien pueda cuidarlo el resto de su vida. Por el strés que ha sufrido, pensamos que no es un perro para espacio cerrado. Sería muy feliz en una finca , chalet o casa de campo donde pueda correr a sus anchas, y recuperar los meses de infancia que los barrotes de la perrera y su antigua "familia" le robaron.
www.laguarida.org
El dia que los desalmados llevaron a Arco a la perrera

Arco en la perrera

Arco deteriorado en la perrera

Arco en la perrera

Arco en la perrera

Arco en la perrera